TE LLAMARÉ MUNDO

Articulillos y nótulas. Piezas sueltas. Meditamientos y senticiones.

Mi foto
Nombre:
Lugar: Spain

28/11/10

Adenda a «No hemos torturado a inocentes»

[Es el título de mi comentario anterior]

Vencida la pereza que me causa ponerme a leer la letra pequeña de las noticias me decidí a hacerlo con la entrevista al Ministro marroquí. Transcribo la parte que hace al caso de lo que comentaba en mi anterior artículo.

P. [...] ¿Va usted a admitir que ha habido saharauis torturados en las comisarías [...]?
[...]
R. No ha habido torturas a inocentes.
P. ¿Y a culpables?
R. Si han sido o no torturados, eso lo dirá la justicia.


Si no me equivoco, "y esta vez creo que no", como diría Jerry Lewis, la conclusión que se puede sacar es que el Ministro no puede asegurar que no haya habido torturas a 'culpables' aunque sí lo hace respecto a 'inocentes'. Pues bien, si no puede asegurarlo es porque cabe la posibilidad de que haya ocurrido, y si esta posibilidad no cupiera, a la pregunta del entrevistador "¿Va usted a admitir que ha habido saharauis torturados en las comisarías?" debería haber respondido: No lo voy a admitir porque no ha habido torturas. Y, ya puesto, añadir: Ni en las comisarías ni en ningún sitio. Sin embargo es él quien se pone a distinguir entre 'inocentes' y 'culpables', poniendo el énfasis en que no se ha torturado a 'inocentes'. ¡Cómo se le ve la oreja al prócer marroquí!
       Por otra parte, mucho me temo que tras esa implícita y perversa justificación de la tortura a detenidos si son culpables (¡considerados culpables por la propia policía!), lo que hay es un refuerzo o confirmación por parte del torturador de la calificación previa entre 'inocentes' y 'culpables', calificación que necesitaría en su fuero interno como arranque para la tortura, y que, una vez empezada ésta, vendría a confirmar al torturado como 'culpable', 'malo', 'basura', 'infrahumano' o cosas por el estilo. Dicho de otra manera: que si el torturador califica previamente a los detenidos como 'inocentes' y 'culpables' para poder darle a estos el tratamiento debido, cuando la tortura se perpetra el culpable queda confirmado como tal, su definición previa policial como tal se cierra. "Lo torturo, luego es culpable" sería la conclusión a la que la negra alma del torturador, pero negra como boca de lobo, llegaría. Es decir no ya el infame arranque "Es culpable, luego lo torturo" sino el más infame aún "Lo torturo, luego es culpable" confirma la infamia primera, la supera, la cierra y convierte la aberración en un círculo vicioso.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home




Locations of visitors to this page